Huesos de JAMÓN para PERROS

Los perros son animales de gran inteligencia y que muestran un gran criterio a la hora de comer. De igual modo que, instintivamente, casi todos rechazan ser alimentados con chocolate y similares (muy nocivos para su salud) no hay un solo can en el mundo que ponga mala cara ante un hueso. Los huesos no solo les aportan importantes beneficios nutricionales, especialmente en minerales como el calcio y el fósforo, también fortalecen sus dientes, encías y mandíbulas y, a nivel mental, los relaja y agudizan su inteligencia. Entre los muchos huesos que puedes ofrecer a tu mascota destacan los huesos de jamón para perros.

Si estás buscando huesos de jamón para tu perro, ¡no esperes más!

Y es que, no nos cansaremos de repetirlo, los perros no tienen nada de tontos. La pasión que buena parte de los humanos sentimos por todo lo que proceda del cerdo es perfectamente aplicable a nuestros peludos amigos, cuyas expresiones cuando reciben un hueso de la pata de este “sagrado” animal se asemeja a la nuestra cuando nos plantan delante una tapita de jamón de Jabugo bien cortado.

¿Es bueno el hueso de jamón para los perros?

Mi perro GOKU royendo un hueso crudo de jamón

Sin duda. El hueso de jamón es bueno para los perros debido a sus magníficas propiedades nutricionales, especialmente por su alto contenido en calcio, fósforo y proteínas, muy necesarias para el desarrollo muscular de animal.

⚠️ IMPORTANTE: un hueso de jamón más pequeño que la boca de tu perro no será seguro para el, en ese caso deberás retirárselo. Si detectaras que el hueso se astilla no será seguro para el, también deberás retirárselo.

También contribuyen a mejorar su pelaje y su piel. Además, como ocurre con buena parte de los huesos para perros, la acción de morderlos y roerlos elimina el sarro de sus dientes, mejorando su fortaleza y su aspecto.

Un hueso de jamón serrano para perros a la semana es más que suficiente, y siempre hay que tener cuidado de supervisarlos ya que, al tratarse de huesos naturales, pueden astillarse y provocar alguna herida en la boca de tu mascota. También se aconseja que el perro tenga cerca agua fresca y limpia cuando esté jugando con estos huesos.

Además, como es común a todos los perros para perros, los de jamón también son perfectos para que el animal esté entretenido y relajado.

Características generales de los huesos de jamón para perros

Los huesos de jamón serrano para perros suelen comercializarse envasados al vacío, sin colorantes ni conservantes, con diferentes formatos para que se adapten a cualquier raza y tamaño y con el suficiente grosor como para que la mordida les suponga un auténtico placer a los peludos.

Su conservación al vacío asegura que las muchas propiedades nutricionales de estos huesos se mantengan intactas, como si fueran recién compradas en la carnicería. Entre sus mayores cualidades se encuentran su gran durabilidad y resistencia.

Este tipo de huesos no solo presentan grandes ventajas para tu perro, también para ti, ya que les entusiasma de tal forma que se olvidan de mordisquear otras cosas (seguro que conoces la pasión de los perros por las bases de los sofás, por las patas de mesas y sillas e, incluso, por las paredes).

Eso sí, como los huesos son totalmente naturales, pueden manchar, así que procura que tu perro se divierta con ellos directamente en el suelo y no sobre alfombras o moquetas.

Valor nutricional del hueso de jamón

Aunque el valor nutricional de cada hueso de jamón serrano para perros puede variar, una estimación media es la siguiente: un 37% de proteínas, un 14% de grasa bruta y un 30% de ceniza bruta.

Comprar huesos de jamón para perros

Cuando vayas a comprar huesos de jamón para perros debes tener en cuenta algunos aspectos, como no elegir nunca huesos que tengan un tamaño menor al de la boca del animal (procura estar atento a los trozos de hueso que se vayan separando de la pieza principal para retirarlas).

En cuanto a los tipos de huesos de jamón que puedes encontrar, son muy variados: muñón, codillo, hueso, medio hueso, brocheta…

Un hueso suele pesar unos 400 gramos y medir alrededor de 22 centímetros, mientras que el tamaño de una brocheta suele ser de unos 20 centímetros, con un peso que ronda los 300 gramos.

En cuanto al tipo de hueso más recomendable según el tamaño de las razas, un hueso entero puede ser adecuada para razas grandes, mientras que los medios huesos y las brochetas suelen ser más adecuadas para razas medianas y pequeñas.

Los huesos de jamón para perros son auténticas delicatessen para nuestros peludos amigos, unos verdaderos festines para sus paladares y una apuesta segura para su salud dental. Además, solo por ver su felicidad cuando son agasajados con estas delicias, ya merece la pena regalárselos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *